INICIO               CONTACTO                  ACTIVIDADES

CEPA TELDE-LA HERRADURA

 

Día de los “finaos” degustación de frutos secos y trabajos sobre el significado de esa festividad.

 

El pasado 31 de octubre de 2017 se celebró en el CEPA TELDE-LA HERRADURA la fiesta del día de los “finaos” para recordar esta tradición de antaño, que se celebraba la noche del 1 de noviembre con mucha intensidad y pasión. Previamente se trabajó en clases el sentido que tenía esta fiesta y se realizaron actividades sobre la misma. Hubo una celebración con castañas asadas que los/as alumnos/as y visitantes pudieron degustar con un ambiente de convivencia y armonía que todos disfrutamos. El público pudo observar el tueste de las castañas y comentar el significado de la palabra “finao” (persona muerta o difunto), y a la fiesta popular que se celebraba la víspera del día de todos los santos, el 1 de noviembre. La tradición de los “finaos, era eminentemente familiar y no era solamente comer castañas sino en todo lo “mágico” que había detrás de la misma.

 

La palabra "Finaos" significa "persona muerta" o "difunto", y hace referencia en muchos sitios de Canarias, a una fiesta popular que se celebraba la víspera del día de todos los santos, el 1 de noviembre. La tradición de los "finaos" era, eminentemente, familiar. El día de los finaos o difuntos realmente se celebra el 2 de noviembre, ya que el día 1 es la fiesta de Todos los Santos. La víspera de ese día, la mujer de mayor edad de cada familia recordaba a los fallecidos, los finados, los que habían llegado a su fin. Contaban anécdotas de los fallecidos de la familia y los hacía presentes con sus palabras.

Actividades que se comentaron y se trabajaron en clase para el día de “los finaos”.

1. Baile de taifas

El baile de taifas se realizaba el día anterior a los difuntos, empezaban a las nueve y terminaban a las doce, pues había que respetar el día de los difuntos que se celebraba al día siguiente. La fiesta hoy consiste en acudir con trajes tradicionales y consumir castañas asadas, beber anís, ron miel y reunirse con amigos y familiares.

2. Rancho de Ánimas

Otra de nuestras tradiciones de antaño para estos días era el Rancho de Ánimas, formado por un grupo de hombres y dirigido por un "ranchero Mayor". Su fin era mantener el culto piadoso por las personas fallecidas. Iban por las calles cantando y recogiendo dinero, que luego entregaban para la celebración de misas por las ánimas. Suele comenzar el 2 de noviembre con una ceremonia en que se comen frutos: nueces, castañas, etc. Desde esta fecha y durante dos o tres meses se reúnen en distintos lugares para entonar sus endechas -en octosílabos- y coplas en hexasílabos, dedicados a varios temas: tema de las ánimas; tema de un difunto concreto; temas de milagros o historias de santos.

3. Algunas tradiciones que se hacían.


Los más jóvenes cogían la talega y visitaban casa por casa todo el pueblo pidiendo “los santos”:

Tocaban en la puerta y preguntaban ¿hay santos?
– La dueña decía que sí, depositando en la talega almendras, nueces, higos pasados o castañas.

Por la tarde la mujer de mayor edad de cada familia recordaba a los muertos, los finados, los que habían llegado a su fin. La madre o abuela contaba anécdotas de los difuntos de la familia y los hacía presentes con sus palabras, mientras tanto, se compartía una merienda a base de nueces, castañas y almendras, acompañadas de vino dulce, anís o ron miel.

Luego llegaba El Baile de los Finaos donde se salía a la calle cantando al son de malagueñas con los Ranchos de Ánimas que con el fresquito que ya anda en estas fechas, las castañas asadas y el ron miel ayudaban a que estas parrandas pusieran la nota de alegría.